lunes, 18 de junio de 2007

España denuncia...al..."voyeurismo digital"...

El director del Observatorio Español de Internet, Francisco Canals, ha alertado de la “llegada masiva” al país del “voyeurismo electrónico”, un fenómeno que ha coincidido con el auge de la telefonía móvil en España, donde se calcula que existen unos 42 millones!!!!! de estos aparatos, casi uno por habitante, la mitad de ellos dotados con cámara fotográfica.
El silencio, facilidad y discreción con que estos móviles permiten capturar imágenes ha facilitado la proliferación de las personas que, sea con ánimo de distracción, para la venta(como acabo de ver en Tvespañola) o simple morbo, se dedican a fotografiar a bañistas mientras toman el sol, se duchan o se cambian, siempre sin que éstos se den cuenta, para después colgar las fotografías en Internet.
La señora también comentaba asombrada:... "hay 10.000 fotografías robadas de gente en la playa, casi todas mujeres, en biquini o topless, pululando por las webs made in Spain"...
El perfil de esta nueva tipología de voyeur, según el experto, es el de un joven de entre 14 y 21 años que hace las fotos por un puro afán de coleccionismo, diversión o autocomplacencia sexual, sin ningún ánimo de beneficio económico, aunque también hay "captadores profesionales" y mirones con "perfil delictivo", que venden las imágenes a cambio de sumas de dinero. La afición a este fenómeno es tan grande que en Internet ya se vende tecnología de punta para facilitar la captura de imágenes con una mayor calidad, como teleobjetivos adaptables a móviles y cámaras fotográficas y de vídeo "espías", de tamaño minúsculo, para esconderlas donde se desee sin que nadie se dé cuenta. ¡Por favooooorrrr!
"Paren al mundo que me quiero bajar" decía Mafalda en uno de sus comics.

7 comentarios:

Bohemia dijo...

Todo tiene su cara y su cruz, y todo se puede usar para bien o para mal, a todo se le puede dar un mal uso...


un beso

Anónimo dijo...

Es espantoso, pero no se puede hacer nada. No tenés forma de ver a quien le vendés un celular, como tampoco tenés forma de ver a quien le vendés un arma.
Hay que convivir con esto.
Te felicito por el blog.
Porque siempre encuentro noticias nuevas

1Neurona dijo...

Ya me paso en Montevideo..:((((

Anónimo dijo...

Es un gran problema y de difícil solución.
Esperemos que no propere.
Saludoss

Anónimo dijo...

Que disparate. Pero no debería asombrarnos.
Tendría que haber una legislación que regule este tipo de intromisiones a la intimidad.
Todavía no hay mucho o nada. pero es hora de que se empiece a pensar un poco.

Juan Martín dijo...

realmente es un problema. Y muy difícil de controlar.
No creo que haya una solución.
Habrá que portarse bien...ojo los pata 'e bolsa...
Cualquier falso movimiento..zaz!! te dan la captura.

Andrea dijo...

Este es un de los costos del Siglo XXI que debemos pagar