viernes, 20 de abril de 2007

Su mirada en el espejo.


Hace diecinueve años que lo tengo, -pienso al ver el acolchado de mi cama bastante gastado.
Aún hoy recuerdo cuando lo compré, porque fue cuando me encontré con él.
Sin querer comparo mi acolchado gastado con el amor que siento y me digo: ¿el amor se gastó también? Y me digo que no, que éste sigue como recién “comprado”.
¿Puede el amor perdurar a lo largo de tanto tiempo, aunque no se tenga a la persona al lado?
Yo te digo que sí.
Y esta es la historia…


6 comentarios:

La mirada dijo...

Me pareció muy potente la descripción de la mirada. A mi también me pasó.

Anónimo dijo...

Una vez mas la vida me sorprende.
Que increible!!!

Anónimo dijo...

Me encantó, que injusto!!!! después de 19 años ¿no lo llamaste???? Capáz que se quedó esperando que lo llames..¿no?

Anónimo dijo...

llamálo. Una historia así no puede morir.

Anónimo dijo...

Nunca te dijo nada???

Sofía dijo...

Excelente historia de amor, con final triste. Pero es de esas que es muy emocionante recordar.
Realemente muy bien narrada. ¿Nunca publicaste tus cuentos? y si la respuesta es sí me gustaría que me dijeras el nombre del libro pra comrarlo.
Saludos, me gusta muhco el blog, creo que la diferencia la hacen los cuentos.