domingo, 12 de agosto de 2007

Un ramo de violetas...para ti.

¿Te cuento un cuento? Bueno...
Esta es la historia de Irene, espero que te guste. Comienza así...

Hace tres años, Pedro recibió el diagnóstico de su querida esposa.
"Yo nunca había escuchado esa palabra”, me dijo.
En realidad yo no había querido escuchar la explicación. Ya hacía dos años que me habían contratado como ama de llaves, y me había encariñado con todos ellos. Pensaba que quizás fuera pasajera…y entonces
¿para qué saber?
Vivíamos en la campiña francesa, la casa estaba rodeada de césped bien verde y flores de múltiples colores. A través de los grandes ventanales con etéreas cortinas blancas se veían… dándole a la casa una luz y colorido especial.
A lo lejos... Leer completo.

22 comentarios:

Alimontero dijo...

Hola... nada mas hermoso que el profundo amor, ese que traspasa todas las barreras, incluso esas horribles que es la enfermedad que te deja fuera de ti...
Solo que el amor es mas fuerte!..
una abrazo por LA ESPERANZA...lo que nunca se pierde!!
cariños
Ali

Mónica. dijo...

Ali, gracias por tus comentarios.
Es estimulante saber que te gustó el cuento que escribí. Gracias.
Bsss.

Amor dijo...

"... porque él es quien / le escribe versos, / él es su amante, su amor secreto...". ¿te suena? será la banda sonora ideal para el cuento

un beso de ese color, coterránea,
amor

mossèn dijo...

agradable ... salut

Anónimo dijo...

Como siempre me emociona muchisimoooo lo que esctibis, y no puede ser que siempre sea yo la que estoy sencible. . .
Besossssss

Anna dijo...

Un cuento precioso Mónica.
Se te conoce a través de tus elecciones para poner en tu blog.

Un beso.

Sol dijo...

Que dulce tu cuento Monica. Lo escribiste bien ya que me causo algo de tristeza.

Saludos.

Patri dijo...

Precioso cariño, un cuento precioso.

Besotessssssssssssssssss

DonGalleto dijo...

Que linda historia moni, me genero choque de sentimientos.

Saludos

ALBERTO CHILET RUMÍ dijo...

tiene muy buena pinta, lo leere al completo de aquí a una semana q me voy d vacaciones! Bueno me paso por aquí cuando vuelva, ya e escrito un último post d despedida i no m da tiempo a más cuando vuelva t digo q me parece la historia entera, muxas gracias por tus comentarios

Irantzu dijo...

Hola, sólo paso a agradecer la visita (de momento), espero pasar con más tiempo después... por aquí ya es tarde (23.00)... Saludos! :-)

MonikaMDQ dijo...

Precioso cuento tocaya, me gustó mucho. Gracias por el relato.
Vendré por aqui seguido a leerte
un beso

la chica pirata dijo...

Cómo un historia tan triste puede ser tan bonita?... El amor... puede ser(a veces)la lucecita del callejón oscuro.

Un besazo! =P

Azul dijo...

El amor puro en toda la extensión de la palabra.

Bikos mil!

eduardo waghorn dijo...

Sublime relato...sorprendente final...gracias por mencionarme en tu blog, yo también te leo a menudo y ya estas entre mis links.
Un abrazo para tí, amiga uruguaya!

Anónimo dijo...

Me encantó la historia de Irene, muy real, muy convincente. El amor contado sin contar... realmente hermoso.
Besos.

almaenamorada dijo...

Me arancas del corazonuna lágrima amiga! esta precioso!

Cuánta fortaleza da el amor.Cuanta lucha y fe...

He disfrutado muchisimo el visitarte.

Tambien he leido lo publicado en tu post en donde respondes una serie de preguntas...me sorprendiste..Gracias desde el alma..!
(te he comentado al respecto..tambien en esa publicación)

;)

Te abrazo fuerte-fuerte y te dejo una profunda sonrisa..
Amiga.
=)

Anónimo dijo...

GUAUUUUU!!! Muy lindo el cuento. Cómo siempre me ha encantado el cuento que escribiste. Te felcito.
No mes das tiempo a leerlos todos porque siempre hay algo nuevo.

María dijo...

¡Hola!
me pediste que viniera y aquí estoy.
He leído Irene y es Precioso. Tienes una sensibilidad arrolladora.

Un abrazo.

Kukilin dijo...

Hay Mónica querida, ¿Porqué estoy llorando como una tonta? ¿Porqué me conmuevo así? Creo saberlo en este momento en medio del llanto que nubla mis ojos y no me deja escribir; Vi en Pedro a mi esposo;
Así era él.
Un beso grande Moniquita.

Mónica. dijo...

Kukilin, no sabés como lamento haberte echo llorar.
Si tu esposo era como Pedro, era un gran hombre, ya que yo me lo imaginé así. Y así traté de trasmitirlo.
bsss.

Kukilin dijo...

Si Mónica, fue un santo barón, desde el primer día que me conoció y hasta el último, siempre fue mi novio, fue lo mejor que me pasó en la vida.
No tienes que lamentarlo; Soy solo yo, que siendo una leona para todo, soy tan flojita del corazón.
Un fuerte abrazo, eres pura dulzura.