lunes, 12 de enero de 2009

La cabeza bien puesta... ¿La tenemos?


¿Somos capaces de hacer, aunque sea de vez en cuando, una... Autoconciencia?

Una enseñanza de vida es que, para saber bien, tenemos que reconocer que no sabemos todo y que lo que más valoramos es la certeza, si las preguntas nos inquietan y la duda nos atormenta, las respuestas nos dan calma.
Esta búsqueda de la certeza nos ha conducido hacia el pensamiento simplificador: una tendencia al mensaje sencillo, a reducir asuntos complicados a una causa única y hacer de este modo el mundo inteligible, puro conocimiento sin intervención de los sentidos.
En palabras del pensador francés Edgar Morin, ésto produce una “inteligencia ciega”, que excluye lo contradictorio, lo azaroso y lo incierto y que, al mostrar predilección por el análisis, tiende a perder de vista la esencia de las cosas.
La búsqueda de certeza a toda costa está asociada a la tendencia a ver todo en términos de extremos incuestionables: todo es bueno o malo, una propuesta es excelente o inaceptable y (en la valoración personal) se es genial o incapaz.
Así, se pierde espacio para la creatividad y el mejoramiento pues no hay oportunidad de trabajar con cosas que o se rechazan de plano o se aceptan sin objeciones. Razón absoluta.

Un segundo tipo de pensamiento deformado es llamado “tener razón”, característico de la persona que debe probar continuamente que su opinión es la correcta, sus acciones adecuadas y sus valoraciones justas.
Los fenómenos apuntados alimentan cinco trampas para el aprendizaje. La primera de ellas es la ceguera cognitiva: cuando no sabemos que no sabemos y somos ciegos ante nuestras incompetencias. La segunda trampa es el “así soy yo” y nos cerrarnos al aprendizaje argumentando que “no podemos aprender nada nuevo” merced a todo tipo de barreras: “nunca pude con las matemáticas”, “esto está muy complicado para mí”, y tantas barreras más. En tercer lugar, tenemos la incapacidad de desaprender. La idea es que lo que funcionó bien hasta ahora lo va a seguir haciendo para siempre. La cuarta trampa consiste en ponernos en el lugar de la víctima y culpar de los problemas que no podemos resolver a factores externos. La quinta trampa es la cartesiana idea de que se aprende solamente con “la cabeza”. Es ir a aprender creyendo que el aprendizaje es “cosa seria” y lo es, sin embargo, esta es una seriedad mal entendida, pues nuestras emociones son responsables de frenar o potenciar el proceso. La lúdica, el asombro, el deseo de conocer, el emocionarse con lo nuevo y el genuino disfrute son condiciones vitales para el aprendizaje significativo. Se aprende a aprender. Sin embargo, todo aprendizaje se inicia con una declaración de ignorancia: hay que decir “no sé” para llegar al “quiero saber”.

El que se niega a aprender pensando que lo sabe todo, no se da cuenta que al actuar de ese modo, se pierden la escucha y la capacidad de aprender... ¿A quién escuchará quien cree que ya lo sabe todo? ¿Qué puede aprender alguien incapaz de decir “no sé”?

Podemos ser observadores de nuestros pensamientos, ver las cosas desde otra perspectiva y estar alerta ante las señales de que el pensamiento polarizado y la razón absoluta nos están dominando. Para ello hay que pensar que las cosas no siempre son extremas y dejar de hacer juicios en “blanco y negro”; asimismo, vale tener presente que no siempre hay una respuesta única y correcta y que debemos escuchar activamente, y disponernos a eso que se llama “escucha empática”
Como bien apunta Gastón Bachelard –filósofo de las ciencias–, “lo simple no existe: sólo existe lo simplificado”. Si la incoherencia absoluta es un delirio –señala Edgar Morin–, la pretensión de la certeza absoluta también lo es.
Escapar del delirio de la certeza y de estar viendo las cosas más simples de lo que en realidad son, es aprender a pensar “con la cabeza bien puesta”.

40 comentarios:

Jesús dijo...

Ademas con la edad se pierde capacidad de aprendizaje y tambien interes y curiosidad por la cosas, vivimos un instante

Cecy dijo...

Es que el aprendizaje tambien lleva una cuota de dolor, por eso es mucho mas facil cerrarse en el propio pensamiento.
Que quiero decir con esto: que cuanto mas me empeño en saber, mas me doy cuenta que no se nada. Y en ello radica el aprendizaje- Uno de ellos, sino pareceria ser arbitrario.

Buen post.
Besos

Gizela dijo...

Buenísimo tu post!!!
Y muy cierto, ya había leído algo al respecto, pero lo has planteado muy bien.
Buena enseñanza la de hoy aquí
Besos
Gizz

agustín-Entre Rios, Argentina dijo...

Hola mónica... uyyyy... picamos fuerte en el 2009, muy buen post, me parecio re interesante el tema y voy a ver si consigo el libro.

¡Felicitaciones! Te mando un beso desde la otra orilla

mario dijo...

Buenísimo!!!!

Me gustó mucho este post. Y es verdad hay que estar receptivo y no dar nada por hecho o dicho. Decir no sé y querer aprender siempre. Buena enseñanda, preciosa
;)

Un beso

Anibal, Lima Perú dijo...

Hacía mucho tiempo que no pasaba por aquí, y vaya sorpresa, se mantiene el nivel de excelencia en este bello blog.

Me gustó el post... ¿tenemos la cabeza bien puesta?? Alguien lo sabe con certeza?

Para reflexionar. Sdos. preciosa uruguaya

SILVIA dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
SILVIA dijo...

SOBRE TODO , DEBEMOS ANTES DE HACER UN JUICIO DE VALOR SOBRE ALGO, CONTAR HASTA DIEZ, Y PONERNOS EN LA OTRA POSICION, QUIZAS VEAMOS TODO CON ESA CERTEZA, SIN ALEJARNOS TAMPOCO DEMASIADO DE LA REALIDAD, SIENDO OBJETIVOS, Y ACEPTANDO NUESTROS ERRORES, CON AUTOCRITICA, Y TRATANDO DE MEJORAR AQUELLO QUE QUIZAS NO NOS GUSTA TANTO DE NOSOTROS MISMOS, CREO QUE ESO SERIA PARA MI TENER LA CABEZA BIEN PUESTA¡¡¡
UN ABRAZO ¡¡¡

SUSANA VERA - CRUZ dijo...

Hola Mònica:
Muchas veces caemos en estas trampas inconscientemente, e incluso hasta producto de nuestro mal formado ego.
Nadie es dueño de la verdad, ni nadie nace sabiendo, por lo mismo ser màs humildes , aceptando como somos ,muchas veces y darnos cuenta de que algo no sabemos y reconocemos nuestra ignorancia, nos hace colocarnos en un escalòn màs arriba , para asì estar abiertos contìnuamente a lo que la vida nos traiga y nos enseñe.

Somos humanos, por lo mismo debemos estar en constante conocimiento y evoluciòn, buscando siempre ser mejores personas , aportando nuestra sabidurìa, si la tenemos a quien la necesite.

Un beso grande amiga

Susana-Agualuna

Adolfo Payés dijo...

podemos ser todo lo que deseemos..

muy bello articulo..

saludos fraternos

DianNa_ dijo...

Pues, nada, habrá que abrir la mente, a veces nos obcecamos y...

Besos y gracias por la reflexión, niña.

mia dijo...

Por ello,querida Mónica

hacerse una barca y

apartarse a meditar

entre sueños,hace conservar

la parte real,haciéndole más soportable

la realidad,cuando se hace muy densa

o dolorosa....

Entrada real como la vida misma

Besos

Lara dijo...

Yo me considero una persona con la mente muy abierta, y además pienso que nunca es tarde para nada.
Muuuuacks!

Gara dijo...

Muy buena reflexion, me marcho pensativa,besos

Carmen dijo...

Me encanta como lo has enfocado.

Yo creo que mientras más quiero saber, más cuenta me doy que no se nada.

Un beso y que tengas un lindo lunes

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

A veces lleva toda la vida aprender esto.
Quizás durante la infancia estamos más abiertos al aprendizaje, que al ser adultos.
Seguiremos intentándolo... ¡deséennos suerte!, jajajaja.
Cariños.

Nacho Carreras dijo...

Nunca es tarde.
Saludos.

Analía - Argentina dijo...

Abrir la mente eso es lo importante, como dijo lara...

Te mando un beso desde la otra orilla

martha dijo...

Yo creo que es muy importante saber decir "No sé" para luego comenzar a aprender.

Te mando un besito Moni

Anónimo dijo...

Muy buen post!!!

Cartas que nunca escribí dijo...

Vengo para agradecerte la visita y comentario a Mis cartas, y de lo que he leído, puedo decir, que los años, me han hecho más cauta para algunas cosas, más atrevida para otras, mneos aprehensiva en algunos andares, más sensible, y de tan analítica, haber llegado a la locura total de mi recta razón.

Un abrazo y seguro nos seguiremos leyendo.

Esmeralda

Cartas que nunca escribí dijo...

PD. Sin ánimo de polemizar, le respondo a Luis, que nunca se pierde la capacidad de aprender. Los años nos dan la mejor enseñanza en la madurez y quienes vivimos con la actitud de comprender y saber nuestras aptitudes, estamos abiertos a los cambios, a los nuevos intereses y al aprendizaje que jamás de se deja de lado. Aprendemos cada día y si somos asertivos, con buena autoestima, nunca perderemos la alegría de encontrar en la brisa, en un papel, una pluma o lo que nos llene el alma, los intereses de seguir sonriendo hasta el último hálito de vida.
Soy una luchadora que le ganó una batalla al cáncer hacen este mes, nueve años. Así que, aprendemos cada día, cada instante y los años eso no lo merman, si hay que hacerlo más lento, se hará, pero se aprende y se crece cada día, y eso es lo fundamental, crecer aunque duela, porque si uno se estanca, dolerá más el no haber crecido. Ejemplos tengo por cientos y muy cercanos.

Así que todo esta en nuestra actiud mental y cómo enfrentar el reto maravilloso que significa el vivir.

Abrazos.

Alimontero dijo...

Que buena entrada Moni...sí, había leído algo, aunque reconozco que lo leí ahora detenidamente...
Me considero una eterna aprendiz.. y eso agiliza la mente tambien.. jajajaj...eso creo yo! ;-)
Un gusto leerte amiga, mira que he andado algo ausente!
Te abrazo en gratitud!

Ali

ElPoeta dijo...

Qué buenos consejos, amiga querida. Hay gente que es incapaz de reconocer la posibilidad de estar equivocado y eso es muy pernicioso... Un beso, linda,
V.

lully desnuda dijo...

"Sólo sé que nada sé". Me acojo a esta frase porque cada segundo es un descubrimiento de vida.

Felicidades en este 2009 apreciada Moni!

ALMA dijo...

Difícil tener la cabeza bien puesta en estos locos tiempos


Un beso Moni

Mucha de la Torre dijo...

Genial aplausos y gracias por darme tu tiempo en recomenzar. besos...muchos

Pato´s dijo...

Muy buen post! realmente vale la pena interiorizarse en el tema porque es apasionante! Me encanto visitarte , gracias por pasar por mi ricon !

Besitos Monica que tengas un bellisimo día:)

Sombras en el corazón dijo...

Me permito añadir además algo tan simple y tan repetido de que para solucionar un problema, hay que centrarse en la solución, no en el problema.
Y que todo sea a veces tan sencillo y lo hagamos tan complicado...

Un abrazo

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, Mónica.
Ante todo, agradecer tu visita.
No conocía tu blog, porque poco a poco voy caminando por este universo inmenso que tanto guarda.
Me gustaría seguir visitándote, con tu permiso.
Sí, nos seguimos viendo.
Un beso.

Maria Coca dijo...

Muy interesante, Mónica. Toda una lección sobre el aprendizaje...

Besossss

Natalia Astuácas dijo...

Hola Mónica, gracias por tu visita en mi blog... ya te estoy dando seguimieto, espero me volvás a visitar y gustes hacer lo mismo.

Pues no hay nada como reconocerse una misma con sus más y sus menos... osea como un paquetito completo con pros y contras... lo rico es podr verse frente al espejo y reconocrnos sin mentiras, desnudar el alma y saberse un ser humano capaz de cambiar para bien...
Te dejo un abrazo, cuidate mucho.

La otra parte de mí dijo...

pasé a saludarte y dejarte abrazo enorme lleno de energía positiva para este 2009!!excelente tu post!!

delfin en libertad dijo...

Cierto que nunca se pierde la capacidad de aprender, como humanos estamos llenos de debilidades, temores, ambiciones desmedidas, el querer aprender nos deja saber que debemos ser humildes y aceptar que no todo es de nuestro conociemiento. Saludes.

Wilhemina Queen dijo...

Tengo un regalo para tí en El Mundo de Wilhemina Queen espero que te haga un poquito feliz y lo coloques en tu corazoncito.

mi cariño,
Wilhemina

Pilar dijo...

El interés por aprender mantiene el ánimo abierto y las ganas de vida.

Anónimo dijo...

Hola amigaaaa, aunque lejos, estoy cerca tuyo, leyéndote.

te mando un beso, me gustó mucho este post.

R.

Antonio uruguayo viviendo en Brasil dijo...

Hola mi rubia divina de uruguay, mi país, ¿cómo estás? Yo bien y a punto de irme, estaba leyendo ete post y me pareció excelente.

Voy a averiguar sobre el libro.

Un abrazo gande, grande

Analía - Argentina dijo...

Moni, hacía tiempo que no leía un post tan bueno en la red, siempre poemas, o penurias ajenas, bueno no quiero despreciar el trabajo de nadie, pero si, cuando corresponde alabar algo bien ehcho, como este post. Muuuuy bueno.
Besos hermosa, desde el otro lado del rio

Nuria dijo...

Soy de la opinión que no existen verdades absolutas. Que siempre podemos aprender, siempre que estemos dispuestos a ello y los problemas que vayan apareciendo, ir resolviéndonos poco a poco, en lugar de adelantarse a ellos. Esto último puede provocar que el aprendizaje termine antes de comenzas.

Gracias por tus palabras en mi blog. Nos iremos viendo