lunes, 6 de agosto de 2007

13 regalos que a las mujeres nos gustaría recibir...

Un borrador, para que borre de nuestra historia todo lo que nos ha hecho daño.
Unas tijeras, para cortar lo que nos impide crecer como personas.
Una vasija, para añejar el cariño y madurar el amor.
Un frasco transparente, para conservar la risa y... sin tapa, para escuchar su sonido alegre.
Un ave, para que nos enseñe a volar alto y mantener el vuelo.
Una llave, para abrir las puertas de nuestro corazón.
Unos lentes, para tener otra visión de la vida.
Unas agujas e hilo, para tejer sueños e lusiones.
Un cofre, para guardar todas las enseñanzas que constituyen y dan vida (ya te lo regalo yo).
Un reloj sin agujas, para que dediquemos todo el tiempo al amor.
Unas sandalias de la ética y la moral, para pisar firme y segura por donde quiera que vayamos.
Un corazón que nos permita perdonarnos a nosotras mismas y a los demás.
Un espejo, para que podamos admirar la obra mas perfecta: Los seres humanos... Tú y yo.

29 comentarios:

BELMAR dijo...




¿Te gusta el jazz?


Aquella fría mañana despertó junto a la salida del sol… la habitación todavía no tenía cortinas así que los primeros rayos de luz atravesaron las sábanas y frazadas como colándose entre las fibras. Ya habían pasado tres días desde que había regresado a la casa que muchos años antes había sido su hogar. Había probado algunos alimentos y bebido mucho alcohol para olvidar, para dejar de sentir el dolor y la ansiedad de no tener una buena dosis recorriendo sus venas, llevándolo a lugares lejanos y placenteros, haciéndolo parte de un cosmos que abrazaba sus piernas y penetraba sus ojos claros, casi azules, casi desdoblados sobre la ausente y acogedora almohada.

Bebió un largo trago que socavó su garganta hasta invadirlo amargamente… intuía que había pasado ya un tiempo desde que estaba en aquel lugar abandonado, se lo sugería su reloj vital.

Apenas confirmó que los había perdido para siempre, decidió retornar a ese caserón que lo vio nacer, jugar con otro niños en tiempos de prosperidad, que lo conoció adolescente y embriagado por primera vez, que fue testigo de esa fatídica noche donde cambió su destino y el de su familia para siempre, que marcó con dolor y culpa el resto de sus nómades aventuras.

Luego de ese amargo trago matinal, se levantó con dirección a la cocina, comió algo y bebió un negro café acompañado de un fino licor.

Esa mañana los dolores, los demonios de la abstinencia fueron insoportables, mezclados con escenas infantiles vividas en ese lugar y días de furia acompañados de noches interminables en el puerto y en la ciudad bohemia.

Trató de no pensar, de vaciar mente y ser de alucinaciones y delirios… Sabía que su mentor, lo había logrado gracias a la ayuda de su padre y en siete días de encierro en la campiña… que otro connotado había cambiado su rumbo en los últimos años, convirtiéndose en un sofisticado burgués gracias a un matrimonio conveniente, y había aplicando medicina alternativa y meditación a sus dolencias humanas.

-¡Yo también podré!- se decía frente al espejo roto y sucio... y lo repetía como un mantra mudo a cada momento en su mente, para luego evocar que cuando se reencontró con su padre en estado cremado, aspiró un par de gramos de sus cenizas y sintió una acidez infinitamente litúrgica en su nariz y que, sin embargo, a pesar de sentir parte de su ser incorporado a su cuerpo, no logró reencontrarse con su figura, ni menos sentirse excusado de su error, de aquella maldición que lo alejó para siempre del lado de sus seres queridos.

Pasaron dos días más antes que pudiera levantarse por algo más de media hora y atreverse a mirar por la ventana de la habitación, pero la embriaguez hizo que no reconociera el barrio de su infancia y se desesperara de ver ese rincón donde sus residentes de antaño habían emigrado buscando mejores horizontes, luego del cierre de la mina.

Sentía dolor desde la cabeza hasta los huesos y si bien ya se habían disipado sus fantasías suicidas, lo único que lo calmaba era recordar algunos versos de "Una Temporada en el Infierno" e imaginar a un poeta adulto y decadente, dedicado al tráfico de esclavos y armas, perdido en lugares lejanos y saber que el también estaba perdido entre paredes que se volvían amenazantes al caer el sol y que aprisionaban su alma atormentada.

Al otro día despertó y no bebió por horas, mojó su cara con agua fría y decidió mirar por la ventana que daba a la calle, esa que había estado todo el tiempo tapada por esas viejas cortinas… pensó que volvería a recordar otros tiempos, pero el evidente abandono de las casas vecinas y un aroma de desamparo frenaron sus recuerdos y lo hicieron mirar hacia la esquina buscando rostros o al menos rastros humanos…

Divisó unas coloridas carpas como las que había visto en las noches del puerto. Luego, vió unos lejanos rostros que se confundían con el reflejo del río que cruzaba al fondo del sector donde había estado la cancha deportiva de su infancia, que ahora era habitada por esas mujeres de largos vestidos que aseguraban conocer el futuro y por artesanos de cobre bruñido por martillo preciso.

Recordó haber compartido alguna vez con un par de esos seres desterrados, de esos parias sin derecho a pecado original, de esos seres errantes como su propio espíritu, de esos habitantes del mundo que poseían su propia lengua y costumbres de clan…

Se fue a dormir con una botella de vino a medio beber, ya no se sentía tan encerrado, ni tan atrapado en ese caserón perdido en el tiempo. De alguna manera sentía que el campamento gitano sería parte de su futuro, de su regreso definitivo a esas tierras...

Sin saber cuanto tiempo más había pasado y ante la imposibilidad de encontrar la llave con la que se había convertido en prisionero de sí mismo, abrió el ventanal que daba a la calle y respiró profundamente el aroma fresco del paso del río, que lo llevó a la niñez y luego a sus años vividos frente al mar…

Mientras miraba a todas esas casas abandonadas y al grupo de carpas de colores a lo lejos, divisó un par de rostros que caminaban hacia él, su primer contacto humano en una semana de encierro y angustia por la abstención… eran dos pequeñas como de la edad de la niña que cambió su historia personal… estaba aterrado, venían hacia él con decisión y rapidez, sus vestidos de colores y sus largas cabelleras hicieron temblar todo su cuerpo y luego de preguntarle algo como "¿tienes una moneda paisano?", cerró la ventana, la cortina y lloró en medio de la oscuridad.

Pasarían otros tantos días antes que Nicolás, el nuevo habitante de esa tierra des-habitada por unos y re-habitada por otros, se atreviera de nuevo a mirar hacia el campamento…

( "Encuentro con los gitanos", relato original publicado en "Cuentos de Gitanos", Agosto de 2007 )


BELMAR


Mónica. dijo...

Belmar, sos un loco... pero me gustó mucho. Gracias.

Keshi dijo...

hey Monica, kisses to ya all the way from AUSTRAAAALIA! :)

Keshi.

BohemiaMar dijo...

Me encantó el frasco transparente. Yo lo enviaría a tantas personas, con mi risa dentro.
Soy amiga de Tarí, y he venido a conocerte.
Un fuerte abrazo.

fernando dijo...

mmm, tu crees que si hago estos regalos a una chica conseguiré conquistar su corazón ?

besos

Jeevan dijo...

Thanks for ur wishes monica. how bad i couldn't read ur blog, language problem:)

José Camúñez dijo...

Tomo nota.
Que luego no se me ocurre qué puedo regalarle a mi novia, jajaja.

Besos.

ElPoeta dijo...

Me gustó mucho tu lista, querida... Te regalo también una sonrisa y un beso,
V.

.: CintiA :. dijo...

Hola Monica... Me encanto tu visita y fue bueno pasar x tu mundo tiene toda la onda!
Por otro lado hermoso Uruguay tengo una casita en San Luis, grandes amigos en Montevideo, Rocha, Salto, entre otros lados y vivi un tiempo maravilloso en Colonia... ahhhh en fin Saludos y estamos hablando :)

Alleta dijo...

Hola Monica, aca estoy devolviendo la visita =)
Me anoto con cada uno de esos regalos, yo los quiero todos!!!
Ya volvere a revisar tu blog. saludos y recuerda en mi casa la puerta esta abierta!!

JENNY dijo...

Mónica, venía a darte las gracais por tu visita en mi blog!

Vengo a echar un vistazo a tu blog y me encuentro con este post de regalos que SEGURISIMO me encantaría recibir.. quizás ya los tenga a la mano y muchas veces no sepa cómo utilizarlos o hacerlo en el momento adecuado... las mujeres somos un poco complicadas y difíciles de complacer... A medida que damos también exigimos o a medida que logramos, vamos por más...

Es un placer pasar por aquí! Un abrazo!

Tu vecina Day dijo...

Buenos días Mónica,
-Muchisimas gracias por tu invitación a vistar ti espacio,es una agradable sorpresa! y me gusta por que es muy creativo.
-Al momento por estos días no te postearé mucho un comentario ya que nos vamos de vacaciones,pero luego del regreso,ya tendré tiempo para vistarte y conocer mejor tus letras.Una abrazo y que tengas una buena semana!
pd:este blog donde me dejastes un comentario es para yo poder escribir con blogger de regreso.en realidad mi blog está ene sta comunidad,gracias.

www.vecinos.com/daymira

Yolanda Fernández dijo...

Mónica, vine a saludarte y a agradecer tu visita a mi blog.
He revisado algunos de tus textos y prometo seguir leyendo.
Saludos cordiales y regresa a mi blog siempre.
Un abrazo.

INSTANTS dijo...

....y una mente amplia para saber ser.

lindas tus palabras en mi blog, gracias por visitarme y darme la posibilidad de conocerte.

Carlos dijo...

...el frasco transparente y sin tapa me fascinó.

Todas las mujeres deberían tener uno.

Saludos Moni.

modes amestoy dijo...

regalos con mucho sentido.
Un abrazo

mossèn dijo...

curioso ... salut

Sonrisa de luna dijo...

que texto mas bonito, yo tambien los quiero que se acerca mi cumple, jajajajajaaj
besitos cielo que pases un mu mu mu pero que requetemu buen dia, josuuuuuuuuuu que anima estoy hoy yo, ajajajajjaja, muack

Luis dijo...

Qué bueno, lindos regalos, a los hombres también nos gustarían muchos esos regalos. Saludos

Lu dijo...

sin duda, unos buenísimos regalos. Yo me quedo con el frasco sin transparente y sin tapa...
te mando mil risas&sonrisas donde quiera que estés!!!

Bonsaimusic. dijo...

Es muy hermoso este post. Ha sido todo un regalo ya que hoy empiezo mi segunda fase de vacaciones.

Cogeré nota de las cosas que has expuesto y haré recuento de las que me faltan para no dejar pasar más tiempo.

A KKKKkissss.

Sol dijo...

Lindo!! Si, que bellos regalos.

Tondo Rotondo dijo...

Pués si, seguro que a mi, como hombre, me encantaria recibir alguno de estos regalos... o muchos. Saludos desde catalunya!

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Gracias por tu visita!
Linda la lista de regalos (aunque no necesito borrador...mis dolores me han hecho lo que soy!)Me encantaron los lentes!!!!

Saludos,
Lena

Azul dijo...

Regalos llenos de belleza e inteligencia.

Bikos.

enemigo de la especie... dijo...

yo preferiria un regalito menos cursi.
saludos, buen blogg!

AiguaMel dijo...

Todas necesitamos esos regalos, pero no crees que seguramente los hombres también los necesitan.

Un abrazo

BohemiaMar dijo...

Gracias por tus visitas a mi blog.
Un abrazo fuerte.

Patri dijo...

Está muy bien, este mo lo había leido.

Besotesssssssssssss