miércoles, 23 de septiembre de 2009

¿errores? Si... ¿y qué?



Me gustan mis errores, no quiero renunciar a la libertad deliciosa de equivocarme.
Charles Chaplin

13 comentarios:

antonio uruguayo viviendo en brasil dijo...

No creo que tu, hermosa amiga, cometas muchos errores.

Te mando un abrazo enorme desde brasil

Anónimo dijo...

apoyo al de arriba!!

Lara dijo...

A mí también me gustan por lo mucho que aprendo de ellos ;)

arda dijo...

Sin errores sería muy aburrido! Yo tb cometo errores, y creo que bastantes... Ahora, eso si, cometo uno y ese, normalmente, no lo vuelvo a repetir ;D

...flor deshilvanada dijo...

Obvio, porque de cada error aprendemos...

:)

Besos Moni, tanto tiempo!

Como te lo digo dijo...

Mafalda es única ajaja me encanta!!

Me has sacado una sonrisa =)

Abrazos.

ElPoeta dijo...

El derecho a equivocarnos no puede quitárnoslo nadie, amiga. Un beso,
V.

Pedro Garcia Millan dijo...

ALERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://pedromillan.blogspot.com/

Gracias

Vane dijo...

Equivocarse es bueno, ser perfecto sería demasiado aburrido!
Besitos

anapedraza dijo...

Nadie es perfecto, no somos máquinas.

MIGUEL

Fernando dijo...

No sólo libertad, sino egoísmo de hacerme un poquito más sabio con cada uno de ellos.
Así lo tomo yo.

ma. luisa-carrasco de montevideo dijo...

Hola mi querida amiga mónica, tanto tiempo! Todos cometemos errores y dejamos cosas por decir o hacer y después nos arrepentimos, lo que termina siendo una equivocación de nuestra parte.
Yo ando un poquito mejor y me alegra haber recibido un correo tuyo, hacía tiempo que no escribías en el blog.
Te mando un beso grande desde carrasco.

A veces me pasa que cuando entro a tu blog miro para atrás a ver si está mi madre, y aunque soy yo quien te escribe y quien encontró tu blog, ella era tu admiradora más fiel.
Nos vemos ahora empieza el tiempo lindo y las flores ya están en el jardín... la vida sigue ¿no?

Ricardo Baticón dijo...

Errar es humano, y de los errores aprendemos el doble que de los aciertos, qué duda cabe!