miércoles, 6 de mayo de 2015

La pequeña princesa de Cambridge

El pasado sábado, el duque y la Duquesa de Cambridge, cruzaban las puertas del ala Lindo del hospital St. Mary de Londres con la princesa Charlotte Elizabeth Diana en brazos, horas después de su nacimiento. Muy sonrientes y llenos de felicidad presentaban a su pequeña princesa al mundo y se metían en el coche rumbo al Palacio de Kensington, donde tenían previsto pasar los primeros días de vida de su hija. Era su primer viaje en coche y hoy ha disfrutado de otro, esta vez acompañada también por su hermano, el príncipe George.
Hoy ya se están mudando a una residencia, se trata de un regalo que la reina Isabel hizo a su nieto el príncipe Guillermo por su 30º cumpleaños, y tras dos años de reformas, por fin pueden instalarse en ella. Está ubicada en Sandringham -propiedad de la Reina Inglaterra de 20.000 hectáreas-, y se estima que su reforma ha costado alrededor de un millón y medio de euros. Consta de diez dormitorios, gran jardín y piscina y todas las medidas de protección para que vivan tranquilos, a salvo de intrusos y ajenos a las miradas curiosas.
¡Felicidades!


3 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

vivo en el limbo No sabia nada gracias por compartir tan bella historia

RECOMENZAR dijo...

Y gracias por tu hermoso coentario

Poetiza dijo...

Gracias por compartir amiga..paso a dejarte saludos a la distancia..cuidate mucho.